Un estudio del Tlatelolco LAB, del PUEDJSUNAM, demostró que periodistas y políticos de oposición “pretendían construir una narconarrativa que incidiera en la conversación electoral” del 5 de junio.