BOLETÍN DE PRENSA

“UNA HERIDA ABIERTA EN EL MÉXICO PROFUNDO” LAS RAZAS NO EXISTEN, EL RACISMO SÍ

La UNAM presentó el segundo número del periódico estudiantil ¡Goooya!, cuyo tema central se fundamenta en un retador cuestionamiento: ¿Somos racistas lxs mexicanxs?

 
  • El Programa Universitario de Estudios sobre Democracia, Justicia y Sociedad (PUEDJS) de la UNAM dio a conocer anoche el número dos de su publicación trimestral ¡Goooya!
  • Moderados por el Doctor John Ackerman, Director del PUEDJS, en la sesión virtual participaron distinguidos académicos como José del Val, Haydeé García Bravo y César A. Domínguez, acompañados por el secretario de Prevención, Atención y Seguridad Universitaria de la UNAM, Raúl Arcenio Aguilar.
  • También tomaron parte esencial en la presentación la actriz y activista Aketzaly Verástegui, el emprendedor social y activista José Antonio Aguilar, así como alumnas y alumnos que colaboraron en este número.

Durante sus palabras de bienvenida a la presentación virtual de la edición número dos del periódico estudiantil ¡Goooya!, el director del Programa Universitario de Estudios sobre Democracia, Justicia y Sociedad, el Doctor John Ackerman, refrendó que esta publicación trimestral es un nuevo espacio para debatir los grandes temas de la vida universitaria y del país. Por medio de este periódico, enfatizó, “buscamos que los estudiantes puedan encontrarse, ser partícipes en la vida pública de México y tocar temas específicos e importantes, tales como el racismo, tema central de este número”.
Esta “herida abierta en el México profundo” es un tema, dijo Ackerman, “que no nos gusta abordar, que durante muchos años se ha ignorado y que incluso se ha querido silenciar, pero debemos enfrentarlo, asumir la existencia de este flagelo y encontrar salidas de comprensión y trabajo conjunto para superar este gran problema que nos afecta a todos”.
Al abrir la ronda de participaciones, el etnólogo José del Val, director del Programa Universitario de Estudios de la Diversidad Cultural y la Interculturalidad, afirmó que el hecho de que el periódico ¡Goooya! esté dedicado a los estudiantes tiene un valor fundamental. En general, sostuvo, “la Universidad está fragmentada en términos de las áreas de reflexión, así que el vínculo que esta publicación brinda es extraordinario. Esa conexión con la realidad nacional a todos los niveles es esencial, por la antigüedad que tiene el racismo y el papel que ha jugado en términos de la construcción de la estructura colonial del mundo. El racismo empieza a expresarse como una forma de segmentar a la población, darle ciertas características que permiten subordinarla. El racismo es latente en nuestra sociedad y vamos a tener que luchar mucho tiempo para quitárnoslo de encima”.
Por su parte, la alumna Xchel Sánchez, de la Facultad de Artes y Diseño, comentó: “En mi trabajo gráfico reflexioné sobre cómo a veces aislamos nuestra mente de nuestra realidad física. Noté que eso me pasa cuando estoy frente a mi computadora y sentí que algunos lectores podrían empatizar con lo que quería transmitir. Dibujé un cerebro para representar nuestra conciencia, unos cables que representan la tecnología y unas manos dejando ir esa conciencia. ¡Gooya! es un espacio en el que podemos expresarnos libremente. No conozco otros espacios que permitan toda esta libertad creativa”.
José Antonio Aguilar, fundador y director de la organización Racismo MX, aseguró: “Se tocan temas muy relevantes alrededor del racismo, una problemática histórica que hemos heredado desde la época colonial. Hay que enfatizar que el racismo es un problema sistémico, que no sólo se limita a un conjunto de prejuicios, estereotipos o actos discriminatorios, sino que está incrustado en las instituciones, y esta reflexión la encontré en los textos. Este número es muy potente. Un problema sistémico como el racismo merece respuestas sistémicas. Generar espacios seguros dentro de la UNAM es muy importante. Se necesitan protocolos de atención”.
En ese sentido, el doctor Ackerman comentó que las autoridades universitarias están muy comprometidas con atender el problema del racismo. Lo primero, aseveró, es reconocer el problema, hablar de ello en todos los espacios, expresar las experiencias, y atender el problema con mucho sentido comunitario y mucho diálogo.
En su intervención, Haydeé García Bravo, del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades, comentó: “Es muy importante entender que el racismo es una cuestión estructural y que tiene una perspectiva histórica, tiene múltiples dimensiones y varias son abordadas en cada uno de los textos publicados. Hay que entender que la ficción de la raza, ese constructo, no tiene una base ni material ni biológica. Las razas no existen, pero el racismo sí, y se materializa de múltiples maneras”.
Por su parte, Fryda Chibamba, alumna del plantel Oriente del CCH, relató: “Decidí escribir sobre racismo porque a veces hacemos comentarios pensando en que son bromas, y enfatizamos el color de piel o nacionalidad de las personas, pero no sabemos en realidad cómo le afectará ese comentario. El racismo es algo que no debe tomarse a la ligera”.
En su oportunidad, César A. Domínguez, Director de Divulgación de la Ciencia-UNAM, explicó la relevancia que tuvo para el mundo el proyecto científico a través del cual pudo secuenciarse el genoma completo de los humanos. “Gracias a eso pudieron responderse muchas preguntas. Algunas tienen que ver con las enfermedades de origen genético, otras con el análisis cuidadoso de las migraciones humanas, pero sobre todo responder la pregunta acerca de si existen las razas. En el imaginario colectivo siguen existiendo cinco razas, pero simplemente no hay diferencias, pues todos los humanos compartimos el 99.9 por ciento del genoma”.
Lo anterior, continuó el científico, nos permite pensar que “el racismo es una construcción social que tiene que ver con un juego de poder, de lucha por recursos, de jerarquía. Así que toda esta discusión sobre si existen las razas no tiene ninguna base biológica”.
Carlos Montero, tesista de sociología en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, consideró que el racismo se da dentro de “un orden naturalizado, común, pero no es para nada natural como los llamados whitexicans piensan; es una construcción de procesos de colonización. En ese sentido, puede verse a personas de tez blanca ocupando posiciones de privilegio, y hay que desenmascarar esa realidad. Creo que somos tolerantes porque disfrazamos el racismo y es justo combatirlo”.
En la sesión participó Aketzaly Verástegui, actriz, historiadora, maestra de náhuatl y directora de la revista digital El Rostro Negado MX. Consideró necesario analizar el racismo en la Universidad desde la perspectiva juvenil. Se manifestó a favor de crear protocolos para dar pasos firmes en el combate al racismo. Este periódico, subrayó, es un primer paso. Luego se refirió a uno de los textos que aparecen en este número: “El de Claudia Reyes me conecta, pues me parece que en los pueblos originarios, como ella misma nota, niegan su raíz porque así les dijeron que debía negarlo. Ese punto es muy peligroso, porque provoca rechazar el origen. Esta herida no es reciente, es una herencia”.
En su oportunidad, José David López, alumno de la Facultad de Ciencias, propuso que el racismo deberíamos abordarlo seriamente en todos los grados escolares, pues no existen las razas humanas, “sólo hay una y pertenecemos a diferentes poblaciones. La interpretación racial permite segregación, supremacismo, etnocentrismo, xenofobia, chovinismo. El racismo transgrede las cuestiones morales, la justicia y la equidad. Debemos erradicarlo”.
El cierre de la sesión estuvo a cargo de Raúl Arcenio Aguilar, Secretario de Prevención, Atención y Seguridad Universitaria. El funcionario destacó cómo ha ido creciendo la participación de la comunidad universitaria en ¡Goooya! En esa tesitura, consideró que esta publicación busca hacer comunidad, pues las voces de los estudiantes son importantes. “Hay que escuchar sus sueños, sus aspiraciones, eso permite identificar y resolver, en la medida de las posibilidades de la UNAM, esas cuestiones que les interesan. Este proyecto también es formativo, pues cuando escriben artículos se integran a la comunidad”.
Link para ver la presentación del número dos del periódico ¡Goooya!
https://www.youtube.com/watch?v=Tg4lYvFgP08&t=2800s

Sigue nuestras redes sociales