La pandemia no sólo trajo muerte, también trajo esperanza y solidaridad